Los más jóvenes se acercan a la sabiduría tradicional de la mano del Jardín Canario

El instituto de educación secundaria Pepe Dámaso de Agaete ha hecho un repaso a los conocimientos tradicionales de la mano del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, que durante las Semanas de la Ciencia recorrerá varios centros educativos con diferentes conferencias itinerantes.
De la mano del educador ambiental del Jardín Canario, Eugenio Reyes, una treintena de alumnos de primero de bachillerato y de cuarto de la E.S.O. han reflexionado sobre el saber tradicional, la importancia de la biodiversidad y el papel fundamental que juega la naturaleza en el día a día.

De esta manera, a través del proyecto que lidera Reyes del “Banco del Saber”, los alumnos del centro han recordado algunos de los conocimientos heredados de sus padres y abuelos sobre la naturaleza, reconociendo de esta manera la importancia de esta fuente de conocimiento popular.  El repaso a la historia, peculiaridad de la flora canaria, anécdotas y curiosidades han involucrado a los estudiantes en la “etnosfera”, tal y como la ha definido Reyes, recalcando la importancia de la cultura ancestral que existe en las islas.

“Es clave no perder el saber popular, estamos olvidando el conocimiento tradicional de Canarias, muy valioso ya que en el archipiélago existen plantas únicas en el mundo”, ha destacado en su ponencia. “En la biodiversidad canaria hay plantas con beneficios y recursos importantes para la salud, desde la cura de dolencias, problemas en la piel y propiedades de todo tipo”.

En el Jardín Canario se hace una labor “no solo de conservar la biodiversidad, sino saber para qué sirve cada planta y trasmitirlo a la sociedad”, ha subrayado, “disponer de estos saberes tradicionales es fundamental para el futuro, en el que será imprescindible conocer las peculiaridades y el aprovechamiento de las plantas”.

Para la recopilación de este “Banco del Saber”, Eugenio Reyes ha contado con la participación del alumnado, que ha enumerado los beneficios que conocían mediante este método. “El Banco de Saber necesita de la investigación participativa, la recopilación, la conservación y la divulgación”, ya que de esta manera “podemos crear incluso oportunidades de empleo gracias a la flora canaria, que es un tesoro para la medicina o la gastronomía, por ejemplo”.

En este proceso de búsqueda del saber, tal y como ha explicado el conferenciante, existen varios métodos, “como la búsqueda de sabios, personas que almacenan este saber tradicional y lo conservan en el tiempo” así como programas de educación ambiental con los alumnos como investigadores, para la recolección de información y publicación de trabajos sobre los usos tradicionales de la flora canaria”.

Los alumnos participan del saber tradicional

Los estudiantes, que participaron de la ponencia en dos grupos, se mostraron creativos y con iniciativa, asegurando que la charla fue “muy amena y entretenida”, por la temática y por la forma de trasmitir el mensaje, tal y como comentaron al final de la ponencia.

“¿Sabían que en Gáldar es muy popular la Fiesta de la Cebolla a pesar de que la mayor parte de los cultivos se encuentran en Agaete?”, preguntó en un momento de la charla Eugenio Reyes, “¿y que el aloe vera era el remedio que utilizaban los pescadores para pasar muchas horas al sol en el mar?”, a lo que los alumnos respondieron con varias anécdotas similares.

Haciendo memoria del recetario del abuelo, varios de los estudiantes hablaron de remedios naturales que se usaban en sus casas, en los que muchos coincidieron y hubo espacio para las singularidades como el uso del poleo canario para las recetas culinarias, la retama blanca para velar a los difuntos, e incluso caña-limón para relajar el cuerpo.

La curiosidad llevó a varios de ellos a alargar la conferencia, preguntando dudas al término del acto en grupos reducidos.

El profesor encargado del aula como docente de biología y geología en el centro, Gonzalo Blanco, ha destacado el carácter “dinámico de la ponencia, que ha enganchado a los estudiantes desde el primer momento”, algo que ha considerado fundamental “para hacer llegar un mensaje tan importante como es el conocimiento de su tierra, y de esta manera que la revaloricen y cuiden”.

Tal y como ha expresado, “los alumnos y también la sociedad general está sobre-estimulada” con un desbordamiento de información que “es frustrante para ellos, que consideran que ya está todo descubierto y escrito en los libros”.

Sin embargo, como ha subrayado “esto no es así, hay multitud de aspectos que siguen sin ser investigados y que son la fórmula perfecta para motivar a los jóvenes a involucrarse en el proceso y ser parte de él”.

De esta forma, varios proyectos fueron propuestos durante y tras la conferencia, con iniciativas lideradas por los alumnos y con la previsión de ejecutarlos a lo largo del curso escolar.

Opina

*