La laurisilva ¿está condenada a la desaparición?

El pasado viernes día 3 se presentaba en el marco de las Semanas de la Ciencia el libro “La laurisilva, Canarias, Madeira y Azores”, un trabajo colectivo de 12 especialistas sobre el pasado, presente y futuro de este piso de vegetación en la región macaronésica.
La obra, de más de 400 páginas con dos centenares de fotografías, gráficos, pinturas y cuadros de datos, aborda en sus capítulos varias teorías sobre el origen del piso de vegetación y su evolución en los archipiélagos atlánticos.

A través de un repaso a los factores que han permitido la supervivencia de la laurisilva a lo largo de los siglos, el trabajo de esta decena de autores coordinados por el catedrático de Ecología de la Universidad de La Laguna, José María Fernández-Palacios, revisa el estado actual de este piso vegetacional planteando hipótesis sobre su futuro.

El capítulo 11 de esta obra divulgativa colectiva aborda las amenazas actuales y su proyección en el tiempo, tal y como ha informado Fernández-Palacios durante la presentación de la obra. “El impacto del ser humano y el cambio climático es uno de los factores estudiados en el ejercicio de hipótesis sobre el futuro de la laurisilva”, ha explicado, “un elemento preocupante en la zona macaronésica en general y en Canarias en particular”.

En este capítulo específico de “La laurisilva, Canarias, Madeira y Azores”, se plantean tres teorías de futuro con rigor y robustez científica “gracias al trabajo de expertos y equipos de especialistas” sobre el mar de nubes, característica climática clave para la supervivencia de la especie.

La primera de las teorías plantea que el cinturón del mar de nubes, debido al cambio climático, “tenderá a descender, bajando en altitud hacia zonas en las que nos encontramos con áreas agrícolas, asentamientos urbanos, regiones de pasto para el ganado”, entre otros problemas que ponen en entredicho la conservación de este bosque, ha indicado el catedrático.

La segunda de las teorías pasa por “una hipótesis en la que el mar de nubes se elevaría a regiones de mayor altitud”, una circunstancia que “supone un futuro halagüeño para la laurisilva, que se vería desplazada a zonas de cumbre, garantizando su supervivencia”.

Sin embargo, también existe una tercera hipótesis, que es defendida mediante el análisis estadístico del “downscaling” y simulación del clima que aborda una posible desaparición del mar de nubes.

“Esta tercera teoría asegura que el mar de nubes, característica que permite la supervivencia de la laurisilva, se está disipando”, lo que supondría a largo plazo “la posible extinción de este piso de vegetación”, ha subrayado Fernández-Palacios.

“Si el mar de nubes desaparece, el futuro de la laurisilva está en grave peligro”, ya que tal y como ha subrayado “su supervivencia depende de la humedad que este cinturón de nubes le proporciona”.

Opina

*