El Viera y Clavijo participa en el I Encuentro de Jardines Botánicos de Canarias

El Primer Encuentro de Jardines Botánicos de Canarias, organizado por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, reunió los días 19 y 20 de diciembre a representantes de cinco espacios de este tipo en el archipiélago y al que se sumó el Fairchild Tropical Botanic Garden de Miami, como invitado.

El programa del Encuentro incluyó la ponencia del director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo-UA CSIC de Gran Canaria, Juli Caujapé-Castells. Además participaron los directores del Jardín Botánico de Fuerteventura Oasis Park, Stephan Scholz; de Pirámides de Güímar de Tenerife, David Valcárcel; del Jardín de Aclimatación de La Orotava, Jorge Alfredo Reyes-Bethencourt, y del Fairchild Tropical Botanic Garden, Javier Francisco-Ortega. Además, por parte del Palmetum, participó su director científico, Carlo Morici.

Acciones preventivas para proteger los procesos de diferenciación

“Hacia una nueva Biología de la conservación para los endemismos del pasado, del presente y ¿del futuro?” fue el título de la conferencia de Caujapé. En su ponencia disertó como hoy la tecnología permite conservar una parte de la diversidad genética natural en bancos de semillas en colecciones vivas, como los jardínes botánicos. “En Canarias y en muchas otras aéreas insulares del mundo, la conservación de la flora endémica está aún orientada a las especies con un alto grado de amenaza, en detrimento de muchísimos linajes que se consideran erróneamente`ampliamente distribuidos´”, afirmó.

Precisamente los datos recientes de los equipos del Jardín Canario demuestran una gran heterogeneidad de origen cronológico dentro de los taxones amenazados, con descubrimientos inesperados de linajes taxonómicamente omitidos y crípticos, que se hallan tanto en linajes ampliamente distribuidos como en otros más restringidos.

“Estas evidencias genéticas -continúa el director del Jardín- justifican por un lado la implementación de tratamientos conservacionistas diferenciados según el origen de los linajes, sea antiguo o reciente; y por otro la incorporación urgente de acciones preventivas, dirigidas a proteger los procesos de diferenciación que son ya muy evidentes en numerosas especies que actualmente consideramos ‘ampliamente distribuidas’, pero que tiene poblaciones y zonas de distribución altamente singularizadas”.

Por tanto es preciso conservar el potencial evolutivo de las especies actuales y sus redes mutualistas, y no solamente las especies mas amenazadas en la actualidad. Se conseguiría con distintos especialistas, tratando de ahorrar medios económicos y humanos, “buscando que sean las propias capacidades biológicas de cada linaje las que determinen el tiempo que debe transcurrir antes de su extinción, o de su transformación en otras entidades biológicas”, concluyó Caujapé.

Además de las conferencias de cada uno de los directores de los jardínes botánicos, el evento contó con una amplia mesa redonda, bajo el título: “7 islas y 5 jardines, mejorar entre la acción social, prestigio turístico y conservación”.

En ella , representantes del sector educativo, turístico, aficionados a las plantas, profesionales del verde y otros colectivos discutieron los objetivos y las líneas de actuación que consideran deberían desarrollar los jardínes botánicos de las islas para enriquecer los diferentes sectores de la sociedad.

 

Opina

*