Apoyo al sector primario contra el cambio climático

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha abogado por seguir potenciando el consumo del producto local, en aras de garantizar el mantenimiento y el desarrollo del sector primario de la Isla, en la inauguración de la XVII Feria del Sureste, que se ha puesto en marcha recientemente en el Cruce de Arinaga, en Agüimes.

En la inauguración, con presencia de numeroso público, Morales acompañó a los alcaldes de la Mancomunidad, formada por los municipios de Agüimes, cuyo primer edil es Óscar Hernández, de Ingenio, con la alcaldesa Ana Hernández, y el alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Francisco José García, junto al Gerente de la citada Mancomunidad, José Rafael Sánchez, así como los y las concejales de dichos municipios y la consejera de Industria y Comercio del Cabildo, Minerva Alonso, que también asistieron a la inauguración de la Feria que volvía a las calles con público tras dos años sin celebrarse a causa de la situación de pandemia.

Morales resaltó la importancia de volver a celebrar esta muestra, tras dos años en los que lo impidió la pandemia, y “en unos momentos en los que adquiere un especial significado especial”, puntualizó. “Estamos viviendo una crisis energética y alimentaria en Europa, que se está trasladando al resto del planeta y, por tanto, es absolutamente imprescindible reforzar el mensaje de garantizar, en el caso de Gran Canaria y como venimos defendiendo, la soberanía hídrica, energética y alimentaria, tal y como hacemos hoy”, sostuvo.

A este respecto, el presidente del Gobierno insular incidió en que la apuesta por el sector primario es actualmente una obligación de todas y todos. “Consumir el producto local y llamar a que en los comercios haya productos de la tierra es esencial, y esta Feria marca ese camino a seguir”, subrayó.

Así, puso en valor la relevancia de los eventos de estas características, que se celebran en la Isla durante todo el año, dados los beneficios que entrañan para las y los productores, que pueden promocionar y vender de manera directa sus productos. “Y lo que es tan fundamental como esto”, añadió, “es que vamos generando conciencia, sensibilización, formación e información sobre el significado de esta feria, de lo que hay detrás de ella y de la necesidad de consumir producto local”, remarcó.

Recordó, además, que países como Alemania ya están planteando a sus ciudadanos y ciudadanas que hagan reservas de agua y de alimentos durante 10 días. “Es crucial devolver la mirada al mundo rural, a nuestros productos más sanos, con menos huella ecológica y con más garantía de suministro, que además contribuyen a reverdecer la Isla, a proteger el paisaje y a prevenir los incendios”, concluyó. “Y está claro que una muestra como esta traslada a la población la trascendencia de un sector primario que resiste, generación tras generación, para mantenerse en Gran Canaria. El Sureste es una referencia en este sentido y esta feria lo ha sido, lo es y lo debe seguir siendo, para nuestra Isla y para toda Canarias”.

Opina

*