Un cómic para mostrar la biodiversidad

El Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, fiel a su trayectoria como centro innovador y vanguardista, presentó recientemente un cómic, “La fuente de los sabios”, como herramienta de comunicación y difusión para “enganchar” con jóvenes y mayores, con objeto de difundir su trabajo científico, riqueza botánica y biodiversidad.

“El conocimiento y la ciencia se crearon para explicar las cosas, no para que los científicos nos encerremos en investigaciones al margen de la sociedad. Como estrategia de la dirección desde que tomé posesión de mi cargo me propuse usar todos los medios a nuestro alcance para difundir el trabajo que hacemos aquí, llegando incluso a un cómic. Cualquier herramienta es válida si con ello conseguimos difundir la ciencia y la biodiversidad.  Damos continuidad al sueño de Sventenius, protagonista de la obra, para dar a conocer los tesoros del Jardín”, comentó Juli Caujapé, director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo.

“Siempre nos hemos caracterizado por estudiar la biodiversidad en profundidad e intentar ir por delante en su forma de difundirla, para acercarnos a la sociedad y mostrar nuestro trabajo de una forma original y creativa”, comento Eugenio Reyes, Educador Ambiental del Jardín, “así en algunos aspectos podemos afirmar que incluso hemos ido por delante, como ahora por ejemplo, con la creación de un comic, uno de los primeros que se realizan en el marco de un jardín para difundir la riqueza medioambiental”, añadió

Además del cómic, que tendrá una tirada inicial de 3.000 ejemplares, el Jardín presentó también un libro. Ambas publicaciones se engloban en una estrategia y una serie titulada ‘El Jardín del conocimiento’, cuyos pilares son compartir con la ciudadanía conocimientos científicos y la educación ambiental.

Entre las acciones que forman parte de este extenso proyecto, destaca la instalación de códigos QR en los ejemplares exhibidos en el Jardín que la ciudadanía puede consultar desde el pasado diciembre, así como una serie de obras de adecuación de sus instalaciones para adaptarlas a las necesidades del siglo XXI.

Esta serie de cómics incide en los distintos aspectos relacionados con la flora nativa y el medio ambiente de Canarias, su investigación, su conservación, su divulgación, y las diferentes líneas de actuación especializada del Jardín Botánico y la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo.

Se trata de una idea desarrollada íntegramente por personal del Jardín Botánico, bajo la coordinación de su director. El cómic detalla la importancia de las diferentes dimensiones de actuación del Jardín para la conservación efectiva de la flora autóctona mediante el conocimiento científico que el centro genera y atesora desde sus orígenes.

A lo largo de sus 16 páginas de ilustraciones, esta primera entrega recorre varias zonas del Jardín Botánico y da cuenta de la razón de ser de cada uno de sus departamentos, tomando como referencia la figura de su fundador, el botánico sueco Eric Ragnor Sventenius, cuyo personaje de cómic propone un juego a un grupo escolar que visita el Jardín y lo introduce de este modo en los misterios de la flora canaria.

Los contenidos previstos para esta serie de cómics están dirigidos a un amplio rango de edades, desde niños hasta adultos. Para Juli Caujapé “los contenidos abarcan desde aspectos elementales sobre el Jardín y la biodiversidad nativa de Canarias hasta cuestiones algo mucho más elaboradas sobre investigación y conservación”.

El director del Jardín adelantó igualmente que el equipo de botánicos del Jardín trabaja ya en los contenidos de la segunda entrega, que se complementará con material educativo y didáctico para escolares y estudiantes de secundaria y bachillerato. Los cómics se distribuirán preferentemente en escuelas, institutos y centros educativos. Todo el material se puede consultar en la web oficial del Jardín Botánico.

Un libro sobre la Macaronesia

En sus 60 páginas, el nuevo libro sobre el Jardín Botánico va más allá del aspecto más conocido por la ciudadanía y ahonda en las bondades de este espacio único ubicado en el Barranco Guiniguada, donde está representada la gran mayoría de la flora endémica canaria y en el que se exhiben también endemismos de la Macaronesia, así como especies de otras zonas del mundo que comparten vínculos botánicos con el Archipiélago.

El libro ofrece también una visión amplia del trabajo desarrollado en el centro y detalla la labor de los departamentos especializados, reconocidos internacionalmente por sus aportaciones a la investigación, conservación, mantenimiento y cultivo de la flora canaria.

Con una tirada inicial de 2.600 ejemplares, la publicación cuenta igualmente con una edición digital disponible para todos los públicos, que podrá descargarse en los próximos días desde la página web del Jardín Botánico, www.jardincanario.org.

El trabajo cuenta con aportaciones del personal especializado del Jardín Botánico, bajo la coordinación y revisión del director del Jardín, Juli Caujapé, uno de los biólogos responsables del Departamento de Planta Viva, Julio Rodrigo, y el jefe del Departamento de Educación Ambiental y adjunto a la dirección, Juan Manuel López. Centros de investigación, universidades, centros educativos, cabildos y otras instituciones de dentro y fuera del Archipiélago han recibido ya una copia de la publicación.

Opina

*